Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Andrea’

SUBRAYADO:

Un mediodía de agosto, mientras bordaba con sus amigas, sintió que alguien llegaba a la puerta. No tuvo que mirar para saber quién era. <Estaba gordo y se le empezaba a caer el pelo, y ya necesitaba espejuelos para ver de cerca -me dijo-. ¡Pero era él, carajo, era él! (…) Bayardo San Román dio un paso adelante, sin ocuparse de las otras bordadoras atónitas, y puso las alforjas en la máquina de coser.

-Bueno -me dijo-, aquí estoy.

Llevaba la maleta de la ropa para quedarse y otra maleta igual con casi dos mil cartas que ella le había escrito.

Página 110, tercera línea – décimo quinta línea

COMENTARIO:

Para mí esta ha sido la parte más bonita del libro. Todo lo que hemos estado leyendo eran sucesos tristes, hasta que ha llegado este fragmento. La verdad es que me ha parecido un poco extraño que después de haberla devuelto a su familia, Bayardo San Román haya vuelto de nuevo con Ángela Vicario. Por otra parte, me ha sorprendido mucho la cantidad de cartas que le mandó (lo que escribió en ellas también) a Bayardo San Román.

Anuncios

Read Full Post »

Un libro diferente

El libro Crónica de una muerte anunciada me ha gustado mucho. Ha sido uno de esos libros en los que tienes tanta intriga por saber lo que le va a suceder al protagonista que tienes que continuar leyendo. Me ha parecido una historia muy rara, ya que ha comenzando anunciando un asesinato y ha acabado contando cómo había sido. Normalmente, en la mayoría de los libros, sucede lo contratio.

La parte que más me ha gustado ha sido cuando Bayardo San Román llega a casa para encontrarse con Ángela Vicario y, la que menos, el momento en el que Plácida Linero cierra las puertas de su casa para que no entraran los gemelos pensando que su hijo estaba en su dormitorio. Esa parte me puso muy nerviosa.

En mi oponión, Ángela Vicario ha sido la culpable del asesinato porque mintió acerca de la persona que hizo que perdiera la virginidad.

Read Full Post »

SUBRAYADO:

Para la inmensa mayoría sólo hubo una víctima: Bayardo San Román. Suponían que los otros protagonistas de la tragedia habían cumplido con dignidad, y hasta con cierta grandeza, la parte de favor que la vida les tenía señalada. (…) El único que lo había perdido todo era Bayardo San Román. <El pobre Bayardo>, como se le recordó durante años. (Salto a la página 99) El general San Román mandó a la esposa con las hijas, y a otras dos mujeres mayores que parecían ser sus hermanas. Vinieron en un buque de carga, cerradas de luto hasta el cuello por la desgracia de Bayardo San Román, y con los cabellos sueltos de dolor. Antes de pisar tierra firme se quitaron los zapatos y atravesaron las calles hasta la colina caminando descalzas en el polvo ardiente del medio día, arracándose mechones de raíz.

Página 97, segundo párrago – Página 99, después del diálogo

COMENTARIO:

Esta parte del libro ha sido, de entre todas las que he publicado, la que más me ha llamado la atención. No estoy de acuerdo con lo que se dice en el libro, ya que, en mi opinión, Bayardo San Román ha sido el que menos ha sufrido. Ángela Vicario ha sido maltratada por su propia madre y rechazada por su marido, Santiago Nasar ha acabado en un ataúd y, los hermanos Vicario, aunque se lo merezcan, han pasado por la cárcel. Reflexionando sobre esto, no creo que Bayardo San Román haya tenido tanta mala suerte como los demás. Además, su único problema fue que su mujer se había casado sin ser virgen. Dejando este asunto a un lado, me ha impactado la actitud de las mujeres que llegan al pueblo, especialmente la parte en la cual se arracan mechones.

Read Full Post »

Sangre fría

SUBRAYADO:

– Ayúdame -me gritó-, que lo que quieren es comerse las tripas.

Los encerramos con candado en las pesebreras. Plácida Linero ordenó más tarde que los llevaran a algún lugar apartado hasta después del entierro. Pero hacia el mediodía, nadie supo cómo, se escaparon de donde estaban e irrumpieron enloquecidos en la casa. Plácida Linero, por una vez, perdió los estribos.

-¡Estos perros de mierda! -gritó-. ¡Que los maten!

La orden se cumplió de inmediato, y la casa volvió a quedar en silencio.

Página 86,  la parte de la conversación

COMENTARIO:

Este fragmento me ha llamado mucho la atención porque me ha parecido muy exagerado el comportamiento de Plácina Linero. En vez de matar a los animales, podía haberse planteado otras alternativas: encerrarlos de nuevo en un sitio más seguro, ponerles una inyección para que se calmen… Por otro lado, me ha dado un poco de grima la parte en la que dicen que los perros quieren comerse las tripas de Santiago Nasar y, el vocabulario que utiliza la madre de este, me parece un poco soez.

Read Full Post »

SUBRAYADO:

Al novio le regalaron un automóvil convertible con su nombre grabado en letras góticas bajo el escudo de la fábrica. A la novia le regalaron un estuche de cubiertos de oro puro para veinticuatro invitados.

Página 48, línea 8 por abajo

COMENTARIO:

He subrayado este fragmento porque me parece muy mal que a la mujer le regalen unos cubiertos para trabajar en casa y el hombre, en cambio, que reciba un coche en el que sale su nombre grabado. Da a entender que Ángela Vicario debe estar en casa trabajando para el resto de su vida y el marido en la calle disfrutando de su cochazo u otras cosas.

Read Full Post »

Obligada a casarse

SUBRAYADO:

Era Ángela Vicario quien no quería casarse con él. <Me parecía demasiado hombre para mí>, me dijo. Además, Bayardo San Román no había intentado siquiera seducirla a ella, sino que hechizó a la familia con sus encantos. Ángela Vicario no olvidó nunca el horror de la noche en que sus padres y sus hermanas mayores con sus maridos, reunidos en la sala de la casa, le impusieron la obligación de casarse con un hombre que apenas había visto. (…) Ángela Vicario se atrevió apenas a insinuar el inconveniente de la falta de amor, pero su madre lo demolió con una sola frase:

– También el amor se aprende.

Página 43, línea 4

COMENTARIO:

Este fragmento me ha llamado la atención por varias razones. Cuando Ángela Vicario dice que Bayardo San Román es demasiado hombre para ella, me parece puro machismo y estoy totalmente en contra de ello. Por otro lado, no me gusta el comportamiento de la familia, porque la obligan a casarse con un hombre al que apenas ha visto y por el que no siente nada. Además, creo que el amor no se aprende, sino que nace o surge de repente.

Read Full Post »

SUBRAYADO

La cocina enorme, con el cuchicheo de la lumbre y las gallinas dormidas en las perchas, tenía unas respiración sigilosa.

Página 15, línea 11 empezando por abajo

COMENTARIO

He seleccionado este fragmento porque me ha gustado mucho cómo ha descrito Gabriel García Márquez la cocina. Le atribuye cualidades de las personas y es algo que me parece muy difícil de hacer. Además, no es como en otros libros que las metáforas son mas complicadas de entender e interpretar.

Andrea

Read Full Post »

Older Posts »