Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Capítulo II’ Category

Utilizada

FRAGMENTO

Ángela Vicario no olvidó nunca el horror de la noche en que sus padres y sus hermanas mayores con sus marido, reunidos en la sala de la casa, le impusieron la obligación de casarse con un hombre que apenas había visto.

pág. 43, 2º párrafo

OPINIÓN

He subrayado este fragmento porque me parece muy mal que obligen a una pesona a casarse con alguien que no quiere y que apenas conoce, solo para poder satisfacer sus necesidades y convertirse en rica.

Anuncios

Read Full Post »

Aureliano Buendía

Pero la carta grande era el padre: el general Petronio San Román, héroe de las guerras civiles del siglo anterior, y una de las glorias mayores del régimen conservador por haber puesto en fuga al coronel Aureliano Buendía en el desastre de Tucurinca.

pág. 42, 7ª línea

He subrayado este fragmento porque se cita a uno de los personajes principales de Cien años de soledad. El coronel Aureliano Buendía aparece en las obras de García Márquez recabando toda la atención del narrador. El padre de Bayardo está en su contra.

David

Read Full Post »

Malas lenguas

Subrayado:

(…) Se llegó a decir que había arrasado pueblos y mandante de tropa, sembrado el terror en Casanare como comandante de tropa, que era prófugo de Cayena, que lo habían visto en Pernambuco tratando de medrar con una pareja de osos amaestrados, y que había rescatado los restos de un galeón español cargado de oro en el canal de los Vientos (…)

p. 41, 2º párrafo

Comentario:

He subrayado eso porque se contaban mil historias de Bayardo San Roman y ninguna era cierta, por eso me llama la atención.

Read Full Post »

Página44-1 diálogo.

Subrayado:

-Viudo-le dijo-:le compro su casa.

-No está a la venta-dijo el viudo.

-Se la compro con todo lo que tiene dentro.

El viudo de Xius le explicó con una buena educación a la antigua que los objetos de la casa habían sido comprados por la esposa en toda una vida de sacrificios, y que para él seguían siendo como parte de ella.<Hablaba con el alma en la mano(…)

Comentario:

A mí me sorprendió bastante que al final le vendiera la casa, porque tenía mucho valor sentimental. Pero la verdad, si te ponen tanto dinero enfrente de tus narices es difícil decir que no.

Arrate

Read Full Post »

El viudo

página 44 – después de los diálogos

El viudo de Xius le explicó con buena educación a la antigua que los objetos de la casa habían sido comprados por la esposa en toda una vida de sacrificios, y que para él seguían siendo como parte de ella.

COMENTARIO

He subrayado este fragmento porque el viudo me da mucha pena. Él no quiere vender la casa pero al final le ofrecen tanto dinero que no puede rechazarlo.

Read Full Post »

SUBRAYADO:

Al novio le regalaron un automóvil convertible con su nombre grabado en letras góticas bajo el escudo de la fábrica. A la novia le regalaron un estuche de cubiertos de oro puro para veinticuatro invitados.

Página 48, línea 8 por abajo

COMENTARIO:

He subrayado este fragmento porque me parece muy mal que a la mujer le regalen unos cubiertos para trabajar en casa y el hombre, en cambio, que reciba un coche en el que sale su nombre grabado. Da a entender que Ángela Vicario debe estar en casa trabajando para el resto de su vida y el marido en la calle disfrutando de su cochazo u otras cosas.

Read Full Post »

Comprado

Subrayado

-Viudo -le dijo-: le compro su casa.

-No está a la venta -dijo el viudo.

-Se la compro con todo lo que tiene dentro.

(…)

-Viudo -empezó de nuevo-: ¿Cuánto cuesta la casa?

-No tiene precio.

-Diga uno cualquiera.

-Lo siento, Bayardo -dijo el viudo-, pero ustedes los jóvenes no entienden los motivos

del corazón.

Bayardo San Román no hizo una pausa para pensar.

-Digamos cinco mil pesos -dijo.

Juega limpio -le replicó el viudo con la dignidad alerta-. Esa casa no vale tanto.

-Diez mil -dijo Bayardo San Román-. Ahora mismo, y con un billete encima del otro.  El viudo lo miró con los ojos llenos de lágrimas. «Lloraba de rabia -me dijo el doctor Dionisio Iguarán.

(…)

Cinco minutos después, en efecto, volvió al Club Social con las alforjas enchapadas de plata, y puso sobre la mesa diez gavillas de billetes de a mil todavía con las bandas impresas del Banco del Estado. El viudo de Xius murió dos años después.

Páginas 56-57

Comentario

Me ha llamado mucho la atención la insistencia de Bayardo para comprar la casa del viudo. Parece que quiera complacer con todo a Ángela aunque eso implique hacer sufrir a los demás.

Además, el viudo muere dos años después por haber vendido la casa con todo lo que su mujer había comprado cuando estaba viva.

Read Full Post »

Older Posts »